,

Claves para promocionar una casa rural en Internet y no morir en el intento

El sector turístico es uno de los más importantes para el desarrollo económico de nuestro país y, por tanto, uno de los que más competencia genera entre empresas, tour operadores y agencias especializadas. La competencia es feroz porque la demanda es mucha pero también la oferta, y esto los clientes lo saben, lo que obliga a reinventar constantemente las formas de darse a conocer. Esto se agrava aún más si hablamos de turismo rural, puesto que se trata de pequeños propietarios que no cuentan con los recursos y las posibilidades de las grandes empresas.  Gestionar una casa rural conlleva otra forma de promoción y, para esto, Internet es fundamental. Términos como palabras clave, mercados nicho o web responsive pueden resultar desconocidos para las personas ajenas al marketing digital pero son fundamentales para conseguir una óptima publicidad en esta era digital y globalizada. Por eso, en este post vamos a descubrir qué hace falta para promocionar de forma eficaz un establecimiento rural.

Acotar el campo de actuación. Está claro que una casa rural no puede competir con una gran cadena hotelera ni con las agencias turísticas especializadas, por lo que el enfoque ha de ser distinto. No se puede pretender llegar a la masa de turistas, sino que hay que definir bien el cliente potencial al que se quiere dirigir. Por ejemplo, una casa rural en un bosque conocido por sus setas buscará turistas aficionados a la micología, mientras que un establecimiento con multitud de actividades podrá dirigirse a familias con niños. Definir bien al cliente es el primer paso para una estrategia de marketing online exitosa.

Definir bien las palabras clave. Las palabras clave o keywords son los términos que los usuarios van a usar en un buscador.  Por ejemplo, un aficionado a la micología escribirá casa-rural-setas en un buscador y ahí tiene que salir tu casa rural. Lo mejor es definir un pequeño grupo de palabras clave, reducido pero bien escogido en función del tipo de cliente que buscas. ¡No olvides incluir el nombre de la localidad donde está tu local! Así, en este ejemplo, las palabras clave idóneas serían casa-rural-setas-cuenca-micología. Si tus palabras clave están bien definidas tu establecimiento aparecerá entre los primeros resultados cuando el usuario haga su búsqueda.

Destaca la diferencia. Es importantísimo que uses lo más destacable de tu establecimiento para diferenciarte de la competencia y generar valor añadido. ¿Qué es lo mejor de tu local? ¿Los precios, la localización, las actividades turísticas, el menú? Siguiendo el ejemplo anterior, la casa rural puede ofrecer menús a base de setas recogidas en las proximidades acompañadas de vinos de la zona, lo cual resultará de un atractivo innegable para el aficionado a la micología. Después de una ruta por el bosque, ¡una comida a base de setas y buen vino! Usa lo que te diferencia para promocionarte en todos tus contenidos y conviértelo en una herramienta esencial del marketing de tu establecimiento.

Crea una web útil, accesible y adaptable. Un aspecto fundamental pero que, en muchas ocasiones, no se tiene en cuenta. Hoy en día tener una página web para un negocio es fácil y asequible, por lo que no dudes en acudir a un profesional. Él se encargará de diseñar la mejor web en función de la imagen que quieras dar pero, sobre todo, cumpliendo un requisito fundamental hoy en día: la adaptabilidad. Tu web debe poder visualizarse correctamente en cualquier dispositivo móvil, ya sea un portátil, un smartphone o una tableta. Ten en cuenta que los usuarios de Internet realizan sus búsquedas en cualquier momento y lugar, por lo que la web de tu casa rural debe poder visualizarse correctamente en todo tipo de dispositivos. De lo contrario, la experiencia de navegación será pésima y estarás dando una imagen arcaica y atrasada. De igual forma, deberás permitir que todo el proceso de reserva y pago pueda realizarse online, haciendo el proceso fácil, rápido y sin necesidad de intermediarios. Además, con ello estarás facilitando el turismo extranjero.

Do you speak English? Yes, of course! ¿Hace falta destacar la importancia de los idiomas hoy en día? Pues sí porque es un aspecto que se suele descuidar ante la errónea de creencia de que un establecimiento pequeño solo va a atraer a turistas locales. Hoy en día el mundo está tremendamente globalizado y no es raro encontrar a turistas vietnamitas haciendo el Camino de Santiago o chinos disfrutando de la Feria de Abril. No solo las grandes fiestas son conocidas en el extranjero, a los turistas les gusta conocer pequeños lugares y sitios escondidos, por lo que tu web debe estar preparada para dar información en varios idiomas. Lo recomendable es empezar por los principales, como el inglés, el francés o el alemán, pero será necesario analizar el turismo extranjero en tu zona. Por ejemplo, si la micología atrae a turistas japoneses tendrás que incluir su idioma en tu web. También ten en cuenta acontecimientos turísticos o convenciones que se celebren cerca de tu localidad que puedan beneficiarte.

Genera contenidos de interés. No se trata de crear un blog y tenerlo de decoración, hay que actualizar constantemente con contenidos interesantes y atractivos para los viajeros. Se trata de generar interés alrededor de la casa rural mediante informaciones interesantes, útiles o curiosas que atraigan al lector y le hagan interesarse por el establecimiento. En nuestro ejemplo de casa rural en Cuenca, el blog deberá incluir artículos sobre los tipos de setas de la zona, recetas tradicionales a base de hongos, curiosidades, información útil para el viajero como la mejor época para una visita, actividades complementarias, fiestas locales, consejos para recoger setas en el bosque, etc. Toda esta información se combinará con promoción del establecimiento rural, como descuentos, ofertas especiales, servicios premium, etc. El objetivo es dar a conocer el establecimiento, darle información útil para su visita y animarle a que la realice.

Recurrir a las redes sociales. Las redes sociales son una herramienta imprescindible para el marketing online, por lo que hay que manejarlas sabiamente en función de los objetivos a conseguir. Para ello, hay que crear un perfil de empresa con el logotipo, los colores corporativos y toda la información de contacto, como la web, la dirección, el e-mail y el número de teléfono. Los contenidos del blog se deberán compartir en las redes sociales para darles la mayor difusión posible y llegar al público objetivo, sin olvidar las palabras clave. Para un uso más eficaz es necesario crear un calendario editorial que determine la frecuencia de publicación en el blog y las redes sociales, así como las acciones a realizar en ellas como retuits, seguimiento a otras páginas, etc.

 

Como hemos podido ver, son muchas las formas en las que una casa rural puede usar Internet para promocionarse. La clave está en una adecuada planificación, a lo que hay que añadir constancia, paciencia y trabajo, mucho trabajo. ¡El trabajo tiene su recompensa!

Cómo usar Google Adwords paso a paso

Si tienes un negocio seguro que ya has creado una web estupenda, un blog muy interesante y tienes perfil en las principales redes sociales. Ya estás preparado para dar un paso más y comenzar a crear campañas publicitarias de pago, y qué mejor herramienta que Google AdWords. Tan útil como eficaz por el alcance y difusión que consigue, así como por sus funcionalidades, Ad Words puede situarte entre las primeras posiciones en los resultados de búsqueda y aumentar el tráfico de tu web, entre otras. ¿No la has usado nunca? Tranquilo, porque en Unbuenplan Group vamos a darte unas pequeñas instrucciones sobre AdWords para que crees tus primeros anuncios para tu pyme, startup o negocio freelance. ¿Preparado?

Crea tu cuenta en Google AdWords

Parece obvio pero es el primer paso para iniciarte en Google AdWords. Accede a la página de Google AdWords y aquí tendrás que iniciar sesión con tu cuenta de Google. Después, accederás a una página en la que tendrás que introducir tu dirección de correo electrónico y la URL de tu web.

Configura tu primer anuncio

Deberás configurar diversos parámetros antes de escribir tu anuncio de texto:

  • Ubicación.
  • Las redes. Dónde se mostrarán tus anuncios. Puedes elegir entre mostrar los anuncios en la red de búsqueda de Google- aparecerá en los sitios web de búsqueda de Google y en otros que no solo son pero que se han asociado para mostrarlos-, y la red display de Google, que mostrará tus anuncios en otros sitios web asociados con Google para publicar anuncios.
  • Selecciona tus palabras clave. Google te ofrece su famoso Keyword Planner, que te muestra el porcentaje de uso de cada término que introduzcas.
  • Google AdWords funciona mediante un sistema de pujas: tú establecer qué es lo máximo que estás dispuesto a pagar por cada palabra clave. Puedes hacerlo de forma manual o dejar que Google lo establezca por ti. Te recomendamos esta última opción si eres un novato.

Escribe tu anuncio

Al final de la página aparecerá el editor de anuncios y podrás ver que ya está escrita la dirección de tu página web.

A continuación tienes la opción de escribir dos títulos para tu anuncio. Deben ser descriptivos y contener tus palabras clave.

Al  final aparece un cuadro donde insertar el texto de tu anuncio. Se directo, claro y específico.  Describe lo que ofreces en pocas palabras ¡y no olvides incluir tus palabras clave! A la derecha hay una previsualización de tu anuncio para que veas cómo va a quedar.

El último paso será establecer el método de pago y publicar tu anuncio. Google lo revisará por ti antes de su publicación.

Crea una campaña

Una vez que ya has creado tu primer anuncio llega el momento de ir un paso más allá y crear campañas. Una campaña es un conjunto de anuncios relacionados que se usan para organizar categorías de productos o servicios. Cada campaña se centra en un objetivo a conseguir, desde aumentar tus ventas hasta conseguir más tráfico en tu web.

AdWords ha hecho cambios y ahora los objetivos tienen prioridad en la configuración de las campañas pero todas las funciones y configuraciones siguen estando disponibles para cambiarlos en cualquier momento.

Selecciona los objetivos de la campaña entre los siguientes disponibles:

  • Ventas
  • Oportunidades de venta
  • Tráfico al sitio web
  • Consideraciónn de la marca y del producto
  • Notoriedad de marca y cobertura
  • Promoción de aplicación

También tendrá que elegir el tipo de campaña, según la cual se mostrarán los anuncios en un formato u otro:

  • Campaña de la red de búsqueda
  • Campaña de la red de display
  • Campaña de shopping
  • Campaña de vídeo
  • Campaña universal de aplicaciones

Los tipos de campaña se centran en las redes publicitarias de Google: la red de búsqueda de Google, la red de display de Google y la red de YouTube. Estas redes se componen de todos los lugares en los que pueden aparecer tus anuncios, incluidos los sitios de Google, los sitios web que muestran anuncios de Google relevantes, y otros emplazamientos, como las aplicaciones móviles.

Otras configuraciones adicionales te permitirán programar el inicio y el fin de la campaña, programar el horario de publicación, modificar la URL de la campaña y opciones avanzadas de ubicación.

Guarda la configuración y ¡listo! Has creado tu primera campaña.

Esperamos que estas pequeñas instrucciones te hayan servido para iniciarte en Google AdWords y desde Unbuenplan Group te animamos a que sigas probando y aprendiendo el uso de una herramienta tan completa como eficaz en la promoción de tu negocio.

Página de inicio: 12 aspectos esenciales a tener en cuenta

Como profesional seguro que tienes tus propias tarjetas profesionales con las que ofreces tus servicios y proporcionas tus datos de contacto a los posibles compradores. Pues bien, en términos digitales la página de inicio de tu web o home page es el equivalente a esa tarjeta de presentación: es lo primero que ven los usuarios. Tienes que crear una buena impresión y animar a que descubran más sobre tu producto o servicio. Y es que desde la página de inicio se canaliza la mayor parte del tráfico, por lo que hay que dedicarle una especial atención a su diseño, estructura y contenidos. Todo tiene que estar pensado para servir a diferentes públicos, atraerlos y convertirlos en compradores. Por eso, en Unbuenplan Group vamos a señalarte los doce elementos imprescindibles para una óptima página de inicio.

1.Título

La primera identificación de tu empresa. Debe ser claro y directo porque tienes apenas unos segundos para impactar en el navegante. Céntrate en los usuarios para los que tiene más valor lo que ofreces y, con pocas palabras, haz una descripción atractiva y descriptiva.

2.Subtítulo

Debe completar el titular sin irse por las ramas. Brevedad y sencillez es lo más indicado para describir con un poquito más de detalle lo que haces. Intenta diferenciarte y destacar tu punto fuerte.

3.Beneficios

¿Qué tienes tú que no tengan tus competidores? ¿Por qué deberían elegirte a ti? ¿Qué te hace diferente a los demás? Tienes que venderte enumerando las ventajas de tu empresa para animar a los potenciales clientes a adquirir tus productos o servicios. Date a conocer y destaca aquello que supone valor añadido.

4.Características

Describe tu producto o servicio al detalle. Los usuarios deben saber cómo es lo que ofreces. Te aconsejamos que lo redactes de forma clara, comprensible y fácil de leer. No lo adornes con florituras innecesarias ni uses un lenguaje demasiado técnico. Debe ser entendible por cualquier usuario.


5.Navegación

Es muy importante que la navegación por la página web sea fácil, ligera y sencilla. Prescinde de elementos innecesarios y estructura bien la web para que todo se encuentre a la primera. Intenta que la navegación sea guiada para que el usuario no se pierda y localice lo que le ofreces a la primera. Si se pierde o no encuentra lo que busca, acabará abandonado la web y eso no es lo que tú quieres.

6.Llamadas a la acción primarias

Intenta incentivar la navegación en tu página con las llamadas a la acción primarias. Estos mensajes van dirigidos a tu público objetivo y deben conseguir que sigan navegando en tu web. Deben ser claras y directas, mejor si se apoyan en una imagen impactante. Los contenidos audiovisuales tienen más impacto que un simple texto, así que elige los más adecuados a lo que ofreces, atractivos y descriptivos. Deben incitar a la acción así que intenta que provoquen alguna emoción positiva en el usuario.

7.Calidad en el contenido

No trates solo de vender tu producto o servicio. Intenta proporcionar contenido de calidad que resulte interesante y anime al usuario a seguir descubriendo tu negocio. Por ejemplo, puedes ofrecer guías, consejos, curiosidades o descargables como libros electrónicos o guías de instrucciones. Los usuarios valoran mucho este tipo de contenido porque elimina la sensación de que la empresa quiere venderle algo, aunque así sea. Aprovecha para demostrar tus conocimientos y reforzar tu imagen de profesionalidad.

8.Testimonios

No hay mejor forma de transmitir confianza que con los testimonios de clientes satisfechos con tu trabajo. Convencerás a los usuarios reticentes porque la gente suele fiarse de las experiencias de otras personas. Para ello, incluye nombres y fotos.

9.Indicadores de éxito

Muestra tus triunfos, premios y reconocimientos en tu home page. De esta forma crearás una buena impresión y transmitirás confianza, credibilidad y profesionalidad.

10.Resuelve dudas

Antes de realizar cualquier adquisición, el usuario suele informarse sobre el producto o el servicio en cuestión para que no quede ninguna duda sin resolver. Nadie quiere arriesgarse a gastar su dinero en algo que no va a satisfacer sus necesidades o no es lo que busca, así que tu deber es proporcionar información complementaria y exhaustiva para despejar esos interrogantes. Pon a su disposición una guía del producto, una lista de preguntas frecuentes y algún documento descargable a modo de manual de instrucciones.

11.Llamadas a la acción secundarias

Aunque la home page debe ir dirigida a tu público objetivo, no pierdas oportunidad de intentar atraer a otros posibles compradores para que conozcan tu empresa. Incluye las llamadas a la acción secundarias con las que puedes atraer a estos usuarios.

12.Contacto

No olvides una dirección, un e-mail, un número de teléfono y un formulario de contacto. Además, hoy en día es esencial incluir los links de las redes sociales en las que tu empresa tenga presencia.

Recomendaciones

  • El diseño de la home page debe identificarla claramente como tal, que no queden dudas de que se trata de la página principal de tu web.
  • Optimiza el tamaño de las imágenes para que no ralenticen la carga de la web, pero no descuides la calidad.
  • Las llamadas a la acción deben ser las necesarias y no sobrecargues la página con pop-ups, banners y otros elementos intrusivos. Lo único que conseguirás es que el usuario se marche antes de tiempo.
  • No agobies al usuario, lo cual se traduce en no intentar venderle algo cada cinco segundos. Déjale que te conozca, que descubra lo que ofreces y que quiera saber más. La compra vendrá después.
  • Evita incluir enlaces externos en tu página de inicio. Tú quieres que los usuarios se queden en tu sitio, no que se vayan a otro.

 

Con estas doce claves y estos pequeños consejos estarás listo para conseguir una página de inicio atractiva y adecuada a tu objetivo. Desde Unbuenplan Group te aconsejamos estudiar bien la home page que ya tienes, analizar los datos que estás obteniendo y ponerte manos a la obra para mejorar y cambiar aquello que no funciona. Seguro que te sorprendes con los resultados ¡Adelante!

Guía para crear tu marca personal

¿Sabes que tú mismo puedes ser una marca comercial? Seguro que no te has parado a pensarlo pero, en estos tiempos tan competitivos, sobresalir entre la masa de profesionales que inunda Internet resulta una misión muy difícil. Tanto si eres un freelance, un trabajador desempleado o simplemente quieres ascender, crear tu marca personal te ayudará a destacar en el mundo laboral. Básicamente se trata de venderte a ti mismo, asociando a tu nombre una serie de valores destacables y ofreciendo un servicio que nadie puede hacer mejor que tú. ¡Venderte! Si aún no lo ves claro, en Unbuenplan Group vamos a darte una pequeña guía para crear tu marca personal y sacar todo el jugo de tu experiencia profesional.

 

Qué es una marca personal

Cuando hablamos de marca personal nos referimos a gestionarnos a nosotros mismos como si fuéramos una marca comercial. Nuestro perfil profesional es nuestra marca, la cual debemos definir, trabajar y transmitir para darnos a conocer con el objetivo de conseguir repercusión y, por tanto, objetivos comerciales.

Se trata de promocionarte a ti mismo para conseguir un impacto positivo en la percepción que los demás tienen de ti como profesional. Si eres un freelance, blogger o trabajador en busca de trabajo seguro que sabes a qué me refiero. Ya no se trata de mostrar un currículum o un portfolio de trabajos; ahora hay que venderte como si fueras una marca, con toda una serie de atributos y características asociadas. Por tanto, tienes que establecer una estrategia como haría una empresa: un plan de marketing, objetivos a conseguir, promoción, etc.

¿Cualquiera puede crear su marca personal? En teoría sí, pero si profundizamos un poco más hay que estudiar si tienes las cualidades necesarias para una tarea que requiere de mucho trabajo y paciencia. ¿Eres paciente? ¿Te planificas y organizas bien? ¿Puedes gestionar varias tareas a la vez? ¿Respetas los plazos de entrega? Si no es así, tal vez crear tu propia marca no sea lo más adecuado para ti. Sí has respondido afirmativamente, entonces te vamos a dar unas pautas para que comiences a transformarte en tu propia marca personal.

Pasos para construir tu marca personal

1.Defínete bien

Estudia bien qué es lo que quieres ofrecer, qué es lo que haces bien y cómo vas a diferenciarte del resto. Ten en cuenta que tienes que ligar tus fortalezas a tu marca personal. Olvídate de fingir que sabes lo que no sabes porque te van a pillar inmediatamente. Analízate y céntrate en tus puntos fuertes porque son los que vas a tener que desarrollar. También estudia cómo puedes diferenciarte de los demás, tanto en lo que haces como en cómo lo haces. Responde a estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que haces?
  • ¿Es diferente a lo que hacen los demás?
  • ¿Lo puedes hacer mejor?

2.Objetivos

¿Qué es lo que quieres conseguir con tu marca personal? ¿Un trabajo, proyectos como freelance, dar a conocer tu blog, conseguir contactos, ascender profesionalmente, cambiar de carrera? Es muy importante que lo tengas claro porque tus objetivos van a determinar la forma de promocionar tu marca personal. Estas preguntas podrían ayudarte:

  • ¿Qué imagen tienes de ti mismo? ¿Es eso lo que quieres transmitir?
  • ¿Cómo quieres que te vean los demás?
  • ¿Qué es lo que quieres conseguir?
  • ¿A dónde quieres llegar?

Sea cual sea tu meta, tener una marca personal siempre te va a diferenciar y crearás una grata impresión.

3.Define tus servicios

No puedes seguir adelante sin definir bien los servicios o los productos que vas a ofrecer. ¿Eres un artista del pincel? ¿Un diseñador gráfico siempre a la última? ¿Un profesional del marketing lleno de conocimientos e ideas? Déjalo claro y realiza una lista con todo lo que puedes ofrecer a tus potenciales clientes o empleadores. Esto te ahorrará malos tragos y situaciones embarazosas en el futuro. Eso sí, ten en cuenta que lo que ofrezcas debe satisfacer las necesidades de tus clientes o resolver sus problemas, es decir, proporcionar bienestar y ahorrarles tiempo y dinero a un módico precio.

4.Define tu audiencia

Saber a quién te vas a dirigir te ayudará a definir un plan de actuación. Tendrás que estudiar qué es lo que buscan, qué intereses tienen, la edad, la clase social, etc.

5.Crea tu propio dominio

Para darte a conocer qué mejor que crear tu propio sitio web a modo de escaparate, ¿verdad? Es fundamental que el dominio tenga tu nombre y apellido porque así se recordará más fácilmente y si alguien te busca en Internet aparecerá tu página inmediatamente. Tú eres tu propia marca, así que deja que te represente. Si tu nombre y apellidos son muy comunes- José García, por ejemplo-, puedes crear un dominio con otro nombre, pero siempre algo que te pueda identificar y que tendrás que usar como tu marca personal. No puedes promocionarte como José García y que tu dominio sea “Chacho, el superprofesional”. Evita apodos y motes, por muy simpáticos que sean.

No te preocupes por el precio porque hoy en día hay dominios muy baratos y con un coste muy reducido al cabo del año. Deberás comprar el dominio .com, que es el referente a una actividad comercial, y el del país donde operes, en este caso .es. Nunca uses un dominio gratuito porque te quitará credibilidad y darás una imagen poco profesional y tacaña. ¿Qué profesional que invierte en sí mismo como marca no se molesta en gastar un poquito en su web?

6.Crea tu propia web y un blog

Tu web es tu escaparate, así que deberá seguir una serie de normas en cuanto a identidad corporativa. Crea un logo que te represente, elige unos colores que transmitan tus valores y aplícalos al diseño de tu sitio web. Estructura bien los elementos de la página y plasma bien la información que quieres dar y que, esencialmente, será quién eres, qué ofreces y por qué deben elegirte a ti. Si lo tienes, incluye un portfolio con ejemplos de tus trabajos y recomendaciones de clientes, y destaca premios o reconocimientos que hayas conseguido.  Si no tienes muchos conocimientos de diseño web, no dudes en recurrir a un profesional. Por un módico precio te conseguirá una web que te represente.

Después de crear una web estupenda toca dar un paso más e incluir un blog donde demostrar todos tus conocimientos. En el marketing de contenidos o content marketing, un  blog sirve para que una marca, en este caso tú, proporcione al usuario información interesante sobre el sector pero sin vender directamente. El objetivo es demostrar el dominio que esa empresa tiene del sector en el que opera, interesar al usuario en tu marca y ganar visibilidad. Aplícate y exhibe tus conocimientos. Demuestra que eres algo más que un bonito currículum.

7.Una fotografía profesional

Puede parecer obvio pero mucha gente no es consciente de la importancia que tiene una buena fotografía para transmitir una imagen profesional. No vale hacerte fotos con tu móvil, por muy buena que sea la cámara, ni tampoco irte al fotomatón- que aún existen-, del centro comercial de tu barrio. En este caso tienes que invertir en ti mismo y acudir a un buen profesional de la fotografía que sepa sacar tu perfil más profesional. Tu fotografía debe comunicar credibilidad y confianza porque ya sabes que la imagen transmite mucho y una primera impresión errónea puede fastidiar todo el trabajo que hayas hecho. Tu foto será lo primero que vean tus potenciales clientes, así que debe ser la adecuada. Elige bien tu ropa y tu peinado, y olvida complementos como gorras, sombreros o pañuelos.

8.Tus tarjetas profesionales

Siguen siendo muy importantes en el mundo laboral, así que no olvides crear unas tarjetas para darte a conocer. Incluye tu logotipo y tus colores corporativos, tu nombre y apellidos, correo electrónico, página web y número de teléfono. Y por supuesto, una descripción muy breve de tus servicios. Recuerda que el diseño debe seguir la línea de tu identidad corporativa.

9.Crea perfiles en las redes sociales

Tu objetivo es ganar visibilidad y generar tráfico hacia tu sitio web, así que selecciona aquellas que pueden ayudarte según el sector en el que trabajes. No vale crear cuentas en cincuenta redes sociales al mismo tiempo porque solo puedes conseguir perjudicarte a ti mismo. Elige las más adecuadas a tu propósito y crea perfiles descriptivos de tu marca. Incorpora tu fotografía profesional o tu logo, usa tus colores corporativos, describe tus servicios e incluye un link a tu sitio web. ¡Y usa tu nombre y apellidos! Recuerda que te estás promocionando a ti mismo y los usuarios tienen que recordarte. Si usas apodos en tus perfiles no solo desconcertarás a los usuarios, sino que perderás credibilidad. Linkedin es la mejor red porque se centra en el mundo profesional pero Twitter, Facebook y Google + también son muy recomendables. Y si eres artista o diseñador, Instagram no puede faltar.

10.Establece una estrategia SEO

La estrategia SEO es una carrera de fondo que requiere trabajo, tiempo y esfuerzo. Ya sabes que el SEO se basa en la optimización de las páginas web y la creación de contenido para mejorar su posición en los resultados de búsqueda según criterios de calidad y relevancia. ¿Cómo puedes empezar? Pues creando una estrategia SEO que incluya al menos:

  • La optimización de tu sitio web personal: fácil navegación, carga rápida, buena estructura, etc.
  • Crear contenido de calidad en tu blog: temas interesantes, bien redactados, sin faltas de ortografía, con enlaces internos y externos, imágenes atractivas e informativas y que incluyan tus palabras clave.
  • Una lista de palabras clave: son esenciales porque en función de ellas conseguirás más o menos relevancia en los resultados de búsqueda. Defínelas bien e inclúyelas en los titulares de los posts, en el contenido y en tus perfiles sociales.
  • Establece un calendario de publicación en el blog: no dejes pasar semanas entre artículos pero tampoco te pases publicando. Adecua la publicación al tipo de contenido y da tiempo suficiente a cada artículo para que tenga su propio protagonismo.
  • Difunde tus artículos en las redes sociales.

11.Estudia a la competencia

Analiza qué hacen tus competidores para saber qué funciona y qué no. Ojo, no copies, solo aprende y guíate por sus fallos y aciertos. En el caso de que haya algún referente especialmente relevante en tu sector, no dudes en estudiar su estrategia para ver qué puedes aplicar a la tuya.

12.Cuida tu reputación online

Tu reputación es la base de tu marca personal así que tienes que tenerla constantemente controlada. Búscate en Internet y en las redes sociales para estudiar los resultados y ver si hay algo que no quieres que aparezca y resaltar tus puntos buenos. Analiza lo que se dice de ti, si hay valoraciones o comentarios en las redes sociales, etc. Ni se te pase por la cabeza colgar fotos o comentarios personales en tus perfiles profesionales, como las fotos en el chiringuito de la playa o la opinión que te merece ese árbitro de fútbol. Tienes que separar vida personal de la profesional. Recuerda que todo lo que cuelgas en Internet deja de estar bajo tu control así que si pones una foto tuya de fiesta, es muy difícil que puedas eliminarla y eso podría afectar a tu imagen como profesional.

13.Interactúa en las redes sociales

  • Establece una comunicación bidireccional con tus seguidores, anímales a que comenten y compartan tus contenidos, y fomenta el intercambio de ¡Responde siempre a sus comentarios!
  • Sigue a las empresas que te interesan, estudia qué publican, qué hacen profesionalmente y ofréceles tus servicios. Intenta establecer una relación de confianza para que, llegado el caso, cuenten contigo como profesional.
  • Sigue a blogs, webs y otros profesionales interesantes. Comenta y comparte sus contenidos.

En resumen, no te limites a darte autobombo.

14.Utiliza recursos impactantes y originales

¿Te suena el video currículum? Pues ya estás cogiendo una cámara de vídeo. Los reclutadores están apostando fuerte por los currículums en vídeo porque implican creatividad y diferenciación. El candidato debe enfrentarse a una cámara y dar lo mejor de sí mismo, algo que tú puedes aplicar a tu marca personal para darte a conocer. Crea un vídeo y luego incrústalo en tu web. Se original y creativo, sé diferente. Repetimos, recurre a un profesional si no vas a ser capaz de crear un vídeo con una calidad mínima. Después inclúyelo en tus perfiles sociales para ganar visibilidad.

Otra forma original son los currículum en formato infografía, algo mucho más gráfico y visual que el texto de toda la vida. Juega con los colores, los iconos y las letras. El resultado puede conseguir diferenciarte de la masa de profesionales que inundan Internet.

15.Confía en el networking

Te lo resumimos: consigue contactos. Tienes que darte a conocer entre los profesionales y las empresas de tu sector para que te tengan en cuenta. Acude a ferias del sector, convenciones, conferencias, congresos y seminarios. Estos eventos están llenos de empresas y establecer contacto con sus representantes te asegurará visibilidad. Reparte tus tarjetas profesionales a las personas que sean más relevantes, charla con ellos e intenta que ellos también te den sus tarjetas. El objetivo es que te tengan en cuenta en el futuro o, si tienes más suerte, contraten tus servicios en el momento. Además, tu área de influencia no se limita solo a los contactos directos, ya que esas personas pueden recomendarte a más gente y ampliar tu círculo de acción.

Esperamos que esta pequeña guía te ayude a poner en marcha tu marca personal para potenciar tu carrera profesional. Trabajo, esfuerzo y paciencia son los ingredientes fundamentales para el éxito, pero también saca a relucir tu lado más creativo y original. Se único y diferente. Tu marca eres tú. Poténciala.

¿Por qué contratar un profesional para el diseño de tu web?

Cuando llega la hora de crear tu primera página web para tu pyme o tu negocio freelance, suele surgir una duda universal: ¿contratar el diseño a un profesional o hacerlo tú mismo? Hoy en día hay muchas plantillas y recursos para que cualquiera tenga una página o un sitio con un diseño cuidado y buenas funcionalidades pero, si lo que quieres es ofrecer una imagen profesional, olvídate de ello. Lo mejor es recurrir a un diseñador web con todas las garantías y la experiencia de años de trabajo. ¿Te surgen dudas? ¿Crees que no te lo puedes permitir? En Unbuenplan Group vamos a darte seis razones para contratar un profesional para el diseño de tu web, para que lo tengas bien claro.

1.Experiencia

Un profesional del diseño web pondrá a tu disposición sus años de experiencia en el sector, lo que se traduce en amplios conocimientos de lo que funciona y lo que no. Frente al novatillo que tiene mucha energía y ganas de aprender pero más posibilidades de equivocarse, el diseñador veterano ha adquirido sus conocimientos a base de probar cosas, realizar errores y corregirlos. Está más seguro de lo que hace y tendrá una visión más acertada para determinar qué tipo de web es la más adecuada para ti. También podrá calcular mejor el tiempo de desarrollo necesario y los plazos a establecer para crear un proyecto. No te fíes de los que te prometan una web a las mil maravillas en un par de horas. Las prisas no son buenas y hacer las cosas bien conlleva su tiempo.

2.Últimas tendencias

Renovarse o morir, es la frase que puede aplicarse a todos los aspectos de la vida pero, en este caso, los diseñadores deben seguirlo a rajatabla ya que trabajan en un sector que está en constante cambio. Por eso, un profesional del diseño estará al día de las novedades y las últimas tendencias, tanto en diseño como en tecnologías, para poder ofrecerte un servicio lo más completo y actualizado posible. Un buen profesional se renueva constantemente y sigue aprendiendo a lo largo de toda su carrera laboral para ofrecer el mejor servicio posible a sus clientes. Es una lástima pero si el diseñador que vive en tu barrio sigue haciendo los mismos diseñados que hace diez años tendrás que ponerte las pilas y ampliar tu radio de búsqueda.

3.Diseño profesional

Puede resultar obvio pero es un aspecto que a veces queda eclipsado en el afán de buscar el presupuesto más reducido o los plazos más cortos. Un experto en diseño conseguirá un resultado absolutamente profesional, y eso es esencial para aportarte credibilidad y confianza. Cuando se trata de vender tu negocio o a ti mismo como profesional, no puedes tirar lo vía fácil y barata porque el resultado te perjudicará gravemente. No tengas miedo a invertir en un experto que sepa lo que hace porque creará para ti una web que te ayude a conseguir tus objetivos dando una imagen profesional, creíble y de confianza.

Además, un diseñador tiene el conocimiento y el criterio suficiente para asesorarte y, si no lo tienes muy claro, guiarte en el proceso de conseguir la web que deseas. Tú puedes tener una idea determinada pero él valorará si es adecuada y propondrá alternativas que sean las que mejor se adapten a tus metas. Olvídate de esa frase que dice que el cliente siempre tiene la razón. No la tiene siempre, y si te equivocas con tu web un profesional del diseño te lo dirá por tu bien. Si es un profesional como dios manda corregirá tu propuesta y te mostrará  lo que realmente es adecuado para ti. Ellos saben lo que hacen así que déjales trabajar y te mostrarán toda su magia.

4.Te olvidas de los problemas técnicos

Ellos se encargan de todo el proceso y tú solo tienes que esperar el resultado. No tendrás que lidiar con los problemas técnicos, las dificultades y las dudas que surgen en todo proceso de elaboración de una web. Eso es cosa de los profesionales, tú encárgate de otros aspectos de tu negocio. ¿Te imaginas lo bien que vas a poder dormir sin preocuparte del código HTML?

5.Presupuesto flexible

No tengas miedo de solicitar un presupuesto a un diseñador web. Los hay para todos los bolsillos y varían según las prestaciones del diseño. Ten en cuenta que, a mayor complejidad, más horas de trabajo y, por lo tanto, mayor precio. Tienes que tener en cuenta que estás invirtiendo en un aspecto esencial de tu negocio que se convertirá en tu escaparate a Internet, que es lo mismo que decir el mundo. Invierte sin miedo en un buen diseño web porque no puedes jugar con tu imagen y prestigio profesionales. Piénsalo así: si le encargas el diseño al sobrino de tu vecino, que no es profesional pero le gusta trastear con el ordenador, conseguirás un resultado poco profesional, con errores de funcionamiento y que de una pésima impresión a tus potenciales clientes. Si no está bien hecho finalmente acabarás contratando a un profesional y eso te supondrá abrir la cartera dos veces, y tal vez el daño a tu imagen sea irreparable.

6.Soporte

La mayoría de los profesionales incluyen soporte posterior a la creación de tu diseño web por si te surgen problemas o incidencias, si bien es un aspecto que hay que dejar bien definido desde el principio. En algunos casos el soporte no está incluido en el precio pero el diseñador te ofrecerá una buena tarifa que tendrás que considerar porque una web siempre requiere actualización constante y puede que se te ocurran mejoras o servicios que incorporar a tu web. Y, como ya sabrás después de leer este artículo, lo mejor es recurrir a un profesional.

Esperamos que ahora tengas las ideas más claras y no te debatas más entre realizar el diseño de tu web tú mismo o contratar a un profesional. Cuando se trata de tu pyme, tu startup o de ti mismo como freelance no puedes jugarte tu prestigio profesional con diseños chapuceros solo por ahorrar unos euros. Desde Unbuenplan Group te aconsejamos acudir siempre a un buen profesional del diseño que te realizará un proyecto a tu medida, según tus necesidades, en base a un presupuesto cerrado y con todas las garantías de sus conocimientos y trayectoria profesional. ¡No te la juegues!

Guía para diseñar una estrategia de branding con éxito

¿Nunca te has parado a pensar por qué unas marcas son más recordadas entre el público por otras? ¿Por qué unas tienen gancho y otras no? ¿Por qué identificamos un color concreto con una marca determinada? Todo esto se debe a una eficaz estrategia de branding o marca con la que las empresas pretenden calar en la mente del consumidor y destacar entre las demás. No se trata de vender un producto, se vende una experiencia. La marca busca posicionarse en la mente del consumidor mediante determinadas experiencias y valores positivos que la hacen más recordable y con las que el cliente se identifica. El resultado es un posicionamiento sólido y duradero, has ganado un consumidor fiel. Si tú también quieres ser una de esas marcas estás de suerte porque Unbuenplan Group te trae una guía para que diseñes tu estrategia de branding con éxito. ¿Te animas a descubrirla?

1.Establece tu objetivo

El primer paso en la creación de tu estrategia de branding es definir tu objetivo. ¿Qué quieres conseguir? ¿Reconocimiento? ¿Difusión? ¿Consolidación de tu identidad? ¿O un cambio en la imagen que tenías hasta este momento? Tienes que tener muy claro tu objetivo, que ha de ser concreto y alcanzable, porque es el que marcará las acciones de tu plan de branding. Cuanto más concreto y medible, mejor. Solo de esta forma podrás evaluar si estás consiguiendo resultados. En este paso tampoco puede faltar ese valor añadido y especial que vas a ofrecer a tus potenciales clientes y que determinará tu imagen de marca. ¿Qué te hace diferente? ¿Cómo vas a destacar? No lo olvides porque es lo que va a determinar tu esencia y te hará original y diferente de tu competencia.

2.Define tu target

Antes de lanzarte a aplicar tu estrategia de branding tienes que estudiar a tu público objetivo, qué es lo que quiere, qué busca, qué consume, qué le gusta. Tener bien perfilado a tu target te facilitará desarrollar las estrategias más adecuadas.

3.Estudia a tu competencia

Nunca está de más saber qué hacen tus competidores. Estudia qué hacen, sus éxitos y sus fracasos, cómo lo hacen, etc., porque puede resultarte útil. No se trata de copiar, sino que aprender de los errores y aciertos de otros para elaborar estrategias exitosas. ¿Qué puedes analizar?

  • Tipo de mensajes que lanzan.
  • Canales de comunicación que usan.
  • El público al que se dirigen y cómo responde éste.
  • Qué no hacen.

4.Perfila tu identidad corporativa

Esencial en tu estrategia de branding es incluir un apartado en el que queden claros todos los aspectos de tu identidad corporativa, que son los que conforman tu marca. Así, tendrás que incluir:

  • Nombre de la empresa. Corto, representativo y fácil de entender.
  • Debe ser fácilmente reconocible y representar los valores de la marca. Es fundamental que se comprenda bien y no lleve a confusión.
  • Colores corporativos. Transmiten unas sensaciones u otras, por lo que tendrás que elegir los que mejor apoyen el mensaje que quieras lanzar. Por ejemplo, si tienes una empresa de productos ecológicos lo recomendable es un color verde porque se asocia con la naturaleza.
  • Corto y fácil de entender para un mejor impacto en tu público objetivo. Debe ser directo y claro.
  • El tono de la comunicación debe ser coherente con los valores de la marca. Puede ser informal, formal, infantil, adolescente, técnico, etc.
  • ¿Qué quieres transmitir? ¿Eres una marca ecológica, artística o tal vez quieres transmitir innovación?

Todos estos aspectos deberían estar recogidos en un manual de estilo que permite mantener la uniformidad de la marca y evitar duplicidades en la comunicación en diferentes formatos. Así, un completo manual de estilo debería incluir puntos como las tipografías corporativas, la papelería, los usos gramaticales, etc.

5.¿Cómo te vas a comunicar?

Llega el momento de elegir tus canales de comunicación, que son muchos y variados, pero fundamentalmente tendrás que tener en cuenta:

  • Tu web corporativa. Toda ella tiene que transmitir tus valores de marca a través de su diseño corporativo. Tiene que mantener los colores corporativos, el logotipo y el eslogan deben aparecer bien presentes, el tono de la comunicación ha de ser el mismo que hemos definido previamente, etc. Los contenidos de la web deben apoyar el mensaje que quieres transmitir.
  • Las redes sociales. Igualmente, tus perfiles en redes sociales deben mantener la identidad corporativa. Configúralos para que aparezcan tus colores corporativos, la imagen de perfil debe ser tu logotipo y el tono de la comunicación se ha de mantener. Tendrás que establecer un plan de social media para definir las actuaciones a realizar para apoyar tu estrategia de marca. Puedes combinar anuncios de pago con contenidos gratuitos.
  • Televisión y radio. Clásicos que siguen teniendo importancia, especialmente si quieres dirigirte a públicos más tradicionales. Son apuestas seguras porque son medios de comunicación masivos con los que llegarás a muchas personas. Lo importante es lanzar anuncios que sean coherentes con tus valores de marca.
  • E-mail marketing. Usado sabiamente puede contribuir de forma notable a tu estrategia de branding. Para ello hay que ofrecer algo muy atractivo que atraiga al usuario y genere interés. Por supuesto, siempre manteniendo el diseño corporativo.
  • Publicidad display, publicidad impresa, vallas publicitarias, relaciones públicas, etc. Toda una gama muy variada de posibilidades a tener en cuenta según los objetivos de tu estrategia de branding y, por supuesto, de tu presupuesto.

6.Analiza tus resultados

De nada sirve invertir un generoso presupuesto en tu estrategia de branding si luego no vas a estudiar los resultados obtenidos. Como bien hemos establecido, los objetivos debían ser claros, alcanzables, concretos y medibles. Ahora entiendes lo de medibles, ¿verdad? Para poder concluir el éxito o el fracaso de tu estrategia de branding has de establecer unos indicadores de rendimiento que te muestren con cifras los resultados alcanzados. De esta forma, podrás potenciar lo que haya tenido éxito o corregir lo que salga mal.

 

Desde Unbuenplan Group esperamos que esta guía te sirva para diseñar una correcta y eficaz estrategia de branding para tu negocio. Recuerda, si todo esto te supone mucho trabajo o no tienes los conocimientos necesarios, no dudes en recurrir a un buen profesional que te asesorará y te elaborará una estrategia para tu marca acorde a tu presupuesto. No tengas miedo en invertir en tu empresa y empieza ya a difundir tu marca. ¡Suerte!

11 claves para ganar dinero con tu blog

¿Tienes un blog? Si es así, seguro que empezaste porque tenías una afición que querías compartir con el mundo. Le has echado horas buscando información, editando unas imágenes impactantes, creando un diseño bonito y, en definitiva, dándote a conocer en ese mar infinito que es Internet. Todo blogger que se precie sabe el tiempo y el esfuerzo que supone crear y mantener un blog con unos estándares de calidad, ¿verdad? Pero tal vez no se te haya pasado por la cabeza que podrías rentabilizar tu afición. Si es así, en Unbuenplan Group te vamos a dar once claves para que monetices tu blog de forma fácil y sencilla. Presta atención porque puede que estés perdiendo dinero y tú sin saberlo.

 

1.Inserta publicidad en tu blog. La forma más conocida de conseguir ingresos con tu blog. Su funcionamiento es muy sencillo: la plataforma publicitaria inserta anuncios en tu blog y tú cobras por las visitas. Hay dos formas de cobro:

  • Coste Por Clic (CPC), es decir, recibes un dinero por cada clic que un usuario haga en los anuncios. La plataforma más conocida es AdSense de Google, la cual elige el tipo de anuncio en función de los contenidos de tu página.
  • Coste Por Adquisición (CPA), en el que recibirás ingresos solo cuando el usuario realice una acción concreta, como rellenar un formulario, realizar una compra, etc. En este caso, la comisión que se cobra es mucho mayor pero la dificultad también lo es.

2.Recurre a anunciantes privados. Otra opción muy interesante para monetizar tu blog es ofrecerlo como espacio publicitario para anunciantes privados en forma de banners. La tarifa se acuerda de antemano en función del número de impresiones, es decir, las veces que ese anuncio es visto en tu blog. Por eso, es recomendable para páginas que tengan mucho tráfico, ya que así tendrás ingresos y, además, cuanto más tráfico tengas, mayor puede ser la tarifa que exijas. Como ventaja principal está el control sobre los anuncios porque sabes qué tipo de publicidad vas a insertar. Eso sí, escoge anuncios relacionados con el contenido de tu blog porque, de lo contrario, podría ser considerado spam por tus lectores.

3.Considera los patrocinios. La forma más común de patrocinio es el post promocionado o la mención. Una empresa te paga para que escribas un post en tu blog en el que resaltes las ventajas de sus productos o servicios, algo  que también se puede aplicar a las redes sociales. Si tu blog tiene relevancia y consigues un tráfico considerable, esta forma publicitaria puede resultarte muy rentable. Escoge siempre patrocinios que tengan relación con el contenido de tu blog y con los que compartas valores o tu credibilidad y tu reputación quedarán en entredicho. Por ejemplo, no será muy coherente que tu blog difunda la comida sana y hagas un patrocinio con una marca de bollería industrial.

4.Conviértete en afiliado.  Básicamente consiste en promocionar un producto y servicio y, por cada venta que se produzca, tú consigues una comisión. ¿Cómo funciona? Te inscribes en una plataforma de afiliación y eliges qué quieres patrocinar de entre todos los productos y servicios que las empresas han inscrito. Obtendrás un código único de afiliado que debes usar en tu blog para conducir a los usuarios a ese producto y que registrará cada venta que consigas. Fácil, ¿verdad? Te recomendamos la página Afiliado.com donde podrás ver una comparación entre las distintas plataformas. Pero no te descuides y elige siempre productos de calidad que resulten interesantes a tu público objetivo. ¿Te imaginas el daño a tu reputación si promocionas un artículo desastroso?

Una forma que está cogiendo fuerza es la afiliación con otros bloggers, a los que promocionas sus cursos, ebooks y conferencias.

5.Ofrece tus servicios. No te generará ingresos inmediatos pero tienes que pensar a medio y largo plazo. Estudia bien tu audiencia y sus necesidades, qué es lo que tú ofreces y destaca aquello que sabes hacer mejor que nadie. El punto fundamental para que funcione es tener relevancia suficiente para generar un impacto en tu audiencia. Si acabas de empezar tu blog no esperes que te lluevan las peticiones del cielo. Trabaja en conseguir tráfico y una buena reputación online, y ofrece tus servicios después.

6.Crea tus propios productos digitales. Una vez que has conseguido una reputación y cierta presencia online, ha llegado el momento de crear y vender tus propios productos digitales. ¿Qué puedes ofrecer?

  • E-books donde recoges tu contenido más relevante. Requiere mucho trabajo previo, tiene que estar bien elaborado y los ingresos pueden no ser muy altos, pero no implica comisiones ni gastos de envío y el proceso de venta está automatizado con plataformas como Myebook o
  • Plantillas, plugins, software o aplicaciones si eres programador, y fotografías e ilustraciones si lo tuyo es el arte.
  • Cursos online si dominas un área que tiene mucha demanda, ya sea de cocina, manualidades, marketing o coaching. Las posibilidades son muchas pero tendrás que trabajarlo mucho para que sea atractivo y fácil de entender por tu público objetivo. Ofrece exactamente lo que tus usuarios necesitan y preséntalo de forma atractiva.
  • Consiste en impartir una conferencia en life stream o en directo online previo pago a los asistentes virtuales, que se conectan a la sala mediante la contraseña que tú les has proporcionado.

7.Vende productos físicos. Tienes varias posibilidades:

  • Comercializa tus propios productos. Si eres artesano, pintor, tejes, coses, etc., puedes utilizar tu blog para promocionarlos. Úsalo como complemento de tu tienda online y ofrece no solo publicidad de tus productos, también contenido interesante relacionado con el sector. Por ejemplo, escribe sobre las diferentes técnicas de pintura, explica cómo cuidar los materiales, cuáles son los mejores pinceles para la acuarela, etc. Conseguirás tráfico cualificado y engagement. La plataforma más conocida para crear tiendas online es Woocommerce, la cual se integra en tu blog de WordPress fácilmente.
  • Vende tus libros impresos. Una buena forma de complementar los ingresos obtenidos por tus ebooks es imprimirlos para venderlos. Implica más gastos pero puedes atraer a más audiencia y hacerte un hueco en las estanterías de las librerías puede hacerte ganar visibilidad, además de contribuir a mejorar tu reputación.
  • Vende productos de otros. El Dropshipping está ganando popularidad y te permite ahorrarte gastos de fabricación, almacenamiento y envío, ya que tú actúas como intermediario y cobras un porcentaje por cada venta que realices. Eso sí, asegúrate de contratar a una empresa logística que te ofrezca garantías.

8.Contenidos exclusivos. Áreas exclusivas de tu blog con contenido de interés para el que exiges el pago de una cuota por suscripción. Puede tratarse de contenidos exclusivos que implican mucho trabajo para elaborarlos o comunidades privadas con las que compartir determinadas funcionalidades. Por ejemplo, puedes ofrecer tutoriales o consejos exclusivos que no compartes en los contenidos abiertos del blog. Ello implica trabajar mucho y ofrecer contenido de calidad y original que no puedan encontrar fácilmente en otros sitios.

9.Pide donaciones. No es un sistema muy popular pero puede hacerte ganar algunos euros. Simplemente añade un botón para que tus lectores te hagan un donativo a través de PayPal. Si tus lectores son agradecidos compensarán el trabajo y el esfuerzo que te cuesta crear buenos contenidos con alguna pequeña aportación, si bien no está muy extendido fuera de los países anglosajones. Dale un toque simpático y resultará más agradable que simplemente “dona”.

10.Lánzate al Vblog. Puedes complementar tu blog con un canal de vídeo o videoblog, un Vlog. Todo el mundo conoce Youtube y sabe que hay unos cuantos elegidos que consiguen unos ingresos nada desdeñables compartiendo sus contenidos. Pon los pies en la tierra y ten bien presente que no vas a hacerte millonario con tu canal porque eso solo ocurre a unos cuantos elegidos. Sin embargo, si tu blog ya tiene recorrido tienes más fácil conseguir tráfico a tu Vblog y ayudará a difundir tu marca. Apoyarás a tu blog y, al mismo tiempo, conseguirás ingresos por la publicidad.

11.Vende tu blog. No te eches las manos a la cabeza porque es más habitual de lo que crees. Si tienes mano para crear blogs y consolidarlos en Internet puedes dedicarte precisamente a eso. Cuanto más tráfico tenga tu blog, más podrás exigir por él. Tanto si te has cansado de tu blog como si quieres dedicarte a otros proyectos, vender tu blog es una buena alternativa a abandonarlo. Flippa o Wadios son algunos de los sitios donde comprar y vender blogs, webs y tiendas online.

Estas son las once claves principales si quieres empezar a ganar dinero con tu blog pero hay muchas formas más. Lo importante es tener claro cuál es tu público objetivo y planificar bien cómo quieres comenzar. Puedes probar unas, combinarlas con otras, complementar con algunos de los últimos formatos…La innovación es constante y no dejan de surgir nuevas formas con las que rentabilizar tu blog. Tú eliges cuáles te convienen más. ¡Suerte!

,

Los 10 lenguajes de programación más populares de 2018

El índice TIOBE ha nombrado a Java como el lenguaje de programación más usado en 2018, seguido de C++, Python y Visual Basic. De esta forma, Java se corona como el rey de los lenguajes de programación, liderando de nuevo esta clasificación en un indiscutible primer puesto con un rating del 16,881%. Un liderazgo que ostenta desde que ascendiera de la segunda posición en marzo de 2015, momento en el que también repitió como lenguaje del año. C se mantiene en segundo lugar desde que fuera destronado por Java en 2015, mostrando un significativo incremento del 8,49% de su valoración respecto al mismo momento del año pasado. Cierran los cinco primeros puestos C++, Python y Visual Basics, estos dos últimos con una mejora del 3,30% y 2,19% respectivamente.

No hay duda de que Java sigue siendo el rey de los lenguajes de programación, pero C ha experimentado una significativa mejora de su rating respecto al año pasado en el índice TIOBE (The Importance Of Being Earnest), un informe mensual que realiza la empresa holandesa TIOBE Software BV. En 2001, esta compañía desarrolló un algoritmo que cuantifica el uso en el mundo de los distintos lenguajes de programación en base a una serie de parámetros, como el número de ingenieros especializados en un determinado lenguaje, los cursos para impartir el uso de estos lenguajes o las búsquedas de los usuarios. Es necesario resaltar que este índice no mide la calidad de los lenguajes, solo se limita al uso que se hace de ellos a nivel mundial.

Este informe se actualiza mensualmente y clasifica un total de cincuenta lenguajes de programación más usados en base a esos parámetros. ¿Cuál es la utilidad del índice TIOBE? Puede darte una idea acerca de lo actualizados que están tus conocimientos de programación o ayudarte a tomar una decisión sobre cuál lenguaje utilizar al construir un nuevo software.

El top ten del índice TIOBE

Este informe destaca los cincuenta primeros lenguajes de programación pero vamos a centrarnos en el top ten por su relevancia:

1.Java

Su simplicidad y gran legibilidad le han ganado a pulso el liderazgo de esta clasificación, manteniéndose imbatible desde 2015. Su peor posición ha sido un segundo puesto, lo que muestra lo bien valorado que está por el TIOBE. No es de extrañar que más de 9 millones de desarrolladores de todo el mundo lo usen y esté presente en más de 7.000 millones de dispositivos. ¿Su principal baza? En el desarrollo de una aplicación el programa solo se escribe una vez y puede ejecutarse en cualquier dispositivo, por lo que no necesita ser recompilado ni traducido byte a byte.

 

2.C

Destronado por Java en 2015, este lenguaje de programación se mantiene en un sólido segundo puesto con una mejora significativa en su valoración respecto al mismo mes del año pasado. Los Laboratorios Bell lo desarrollaron entre 1969 y 1972 y actualmente es uno de los más usados del mundo, debido principalmente a su flexibilidad y la eficiencia en los códigos, lo que le permite estar presente en la mayoría de los sistemas operativos y desarrollar aplicaciones.

 

3.C++

El C++ surge como una ampliación del C y con una clara orientación a objetos. Se considera un lenguaje híbrido y aúna las facilidades de la programación genérica con los paradigmas de programación estructurada y la programación orientada a objetos. Por eso se le considera un lenguaje de programación multiparadigma que le hace estar presente en una gran cantidad de programas, tales como los paquetes de Adobe.

 

4.Python

Este lenguaje ha escalado puestos en el TIOBE y está ganando fuerza, por lo que tiene posibilidades de situarse en el número uno a largo plazo. Su potencial está en su lenguaje multiplataforma y multiparadigma muy fácil de utilizar por principiantes. Python nació con el objetivo de facilitar siempre un código legible, por lo que soporta la orientación a objetos, la programación imperativa y la funcional.

 

5.Visual Basic.NET

Otro lenguaje que mejora su rating en el TIOBE respecto al año pasado para colocarse en el quinto lugar de la lista con un incremento del 2,19% en su valoración. Su sencilla sintaxis y la automatización de procesos hacen de este lenguaje de programación una buena opción para usuarios que no tengan conocimientos profundos como desarrolladores.

 

6.C#

Con una ligera caída en su valoración, C# baja del cuarto al sexto puesto en el TIOBE. Microsoft desarrolló en 2000 este lenguaje de programación orientado a objetos para ser empleado en una amplia gama de aplicaciones empresariales ejecutadas en el framework .NET. También conocido como C Sharp, supone un paso más allá del C y C++ y se caracteriza por su sencillez.

 

7.PHP

En el séptimo puesto se mantiene este lenguaje de programación creado en 1994 por el canadiense Rasmus Lerdorf con el propósito de contar con un conjunto de herramientas para el mantenimiento de las páginas web. Su fácil acceso para nuevos programadores le convierte en una gran opción, también para los profesionales más experimentados por las muchas posibilidades que ofrece.

8.Javascript

Este lenguaje, que no hay que confundir con Java, también mantiene su posición en un octavo lugar. Consiste en un lenguaje de programación utilizado en la creación de programas que se incrustan en una página web o en programas más grandes, además de crear efectos y realizar acciones interactivas. Ejemplos de aplicaciones son los chats, las calculadoras o los buscadores de información.

 

9.SQL

SQL se ha agregado recientemente al índice TIOBE y se coloca directamente en el noveno puesto. El Structured Query Language es un lenguaje estándar de acceso a bases de datos relacionales que permite realizar búsquedas en base al uso del álgebra y cálculos relacionales. De esta forma se recupera información de esas bases de datos de manera sencilla mediante comandos que seleccionan, actualizan y ubican los datos.

 

10.Assembly Language

A pesar de perder puntuación en su rating, este lenguaje de programación ha escalado desde el puesto 14 en 2017 hasta el décimo lugar en este 2018. Consiste en un lenguaje de bajo nivel que interactúa con el hardware mediante comandos estructurados para una mayor legibilidad de los códigos. Aunque es más sencillo de leer que el código binario, es un lenguaje complicado por lo que muchas veces es sustituido por un lenguaje superior.

 

 

A modo de conclusión, podemos resaltar el dominio imparable de Java en el puesto número uno de este índice TIOBE, seguido de cerca por C y su significativa mejora en su rating respecto al mismo mes de 2017. El propio informe TIOBE destaca especialmente el ascenso de Python, cuya trayectoria resulta similar a la de Java por su actual dominio en los cursos de enseñanza y el mercado, lo que hace augurar un futuro puesto número uno. Otros puntos a destacar es la vuelta de Hack, Groovy y Julia al top 50, mientras que TypeScript pierde posiciones y ahora se sitúa en el número 62. Si quieres consultar la lista completa del TIOBE puedes hacerlo aquí.

 

Los lenguajes de programación

Si has leído hasta aquí está claro que entiendes de programación o te interesa el tema pero, por si acaso eres un novato en la materia, vamos a abordar bien qué es un lenguaje de programación y los tipos que existen. Un lenguaje de programación es un tipo de lenguaje formal compuesto por una serie de instrucciones que hacen que un ordenador realice determinadas acciones. De esta manera, pueden usarse para crear programas que utilicen algoritmos específicos para controlar el software y hardware de un dispositivo. Actualmente, con la profusión de dispositivos electrónicos como tablets, smartphones o electrodomésticos inteligentes, la programación ha encontrado un auténtico filón al que expandirse más allá de los tradicionales ordenadores.

 

Los lenguajes de programación se clasifican en tres tipos: lenguaje máquina, lenguaje de bajo nivel y lenguaje de alto nivel.

1.El lenguaje máquina. Es el lenguaje de programación que se aplica directamente al dispositivo mediante el alfabeto binario.

2.El lenguaje de alto nivel. Usa palabras o comandos del lenguaje natural, normalmente el inglés, por lo que es más fácil de aprender. Dentro de este tipo, nos encontramos diferentes tipos según la forma de trabajar los programas y el objetivo de su creación:

  • Lenguaje  imperativo: Cobol, Pascal, C y Ada.
  • Lenguaje declarativo: el Lisp y el Prolog.
  • Lenguaje de programación orientado a objetos: el Smalltalk y el C++.
  • Lenguaje orientado al problema: son aquellos lenguajes específicos para gestión.
  • Lenguaje de programación natural: son los nuevos lenguajes que pretender aproximar el diseño y la construcción de programas al lenguaje de las personas.

Otra clasificación atiende al desarrollo de los ordenadores según sus generaciones:

  • Lenguaje de programación de primera generación: el lenguaje máquina y el ensamblador.
  • Lenguaje de segunda generación: los primeros lenguajes de programación de alto nivel imperativo, como Fortran o Cobol.
  • Lenguaje de tercera generación: son lenguajes de programación de alto nivel imperativo pero vigentes en la actualidad, como Pascal o Modula.
  • Lenguaje de cuarta generación: usados en aplicaciones de gestión y manejo de bases de datos, como SQL.
  • Lenguaje de quinta generación: creados para la inteligencia artificial y para el procesamiento de lenguajes naturales, como Prolog o Lisp.

3.El lenguaje de bajo nivel. Aunque es más fácil de usar que el lenguaje máquina depende mucho del dispositivo.

Un repaso a la historia de la programación

Para poder entender mejor el presente de los lenguajes de programación es necesario volver atrás, hasta los años 50, momento en que nacen los primeros desarrollos.

1957-Fortran: un lenguaje de programación de alto nivel para cálculo número y científico. Es el más antiguo que se utiliza en la actualidad.

1958-Lisp: usado para la notación matemática y temas de ciencias de la información.

1959-Cobol: el primer lenguaje de programación para el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

1964-Basic: orientado a la simplicidad. En los años 70 experimentó un auténtico boom con la aparición de los ordenadores personales.

1970-Pascal: usando para enseñar programación estructurada y estructuración de datos.

1972-Lenguaje C: para sistemas Unix. De él se derivan los actuales lenguajes de programación más populares, como Java o Python.

1980-Ada: contratado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos para el desarrollo de grandes sistemas de software.

1983-C++: extensión del lenguaje C con mejoras como funciones virtuales y plantillas.

1983-Objective-C: ampliación de C, se añade la funcionalidad de paso de mensajes basado en el lenguaje Smalltalk.

1987-Perl: creado para el procesamiento de informes en sistemas Unix.

1991-Python: creado para apoyar una variedad de estilos de programación y hacerlo divertido de usar.

1993-Ruby: un lenguaje diseñado para la programación productiva y agradable.

1995 -Java: hecho para un proyecto de televisión interactiva.

1995- PHP: para la creación de páginas web dinámicas.

1995-JavaScript: desarrollado para ampliar la funcionalidad de las páginas web.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil y haya despejado tus dudas en cuanto a los lenguajes de programación. Si te interesa saber más sobre el índice TIOBE no dudes en consultarlo aquí y podrás ver completa la tabla de los cincuenta primeros lenguajes de programación evaluados.

 

SEO y SEM: qué son y para qué sirven

Si estás iniciándote en esto del marketing digital seguro que algunos términos te suenan a chino, y entre ellos SEO y SEM. ¿Sabes a qué se refieren? ¿Para qué sirven? Si no lo tienes claro, no te preocupes y lee con atención porque en un Unbuenplan Group vamos a darte las claves para entender y aplicar sabiamente estas dos estrategias.

 

Qué es el SEO

SEO (Search Engine Optimization) es una estrategia de marketing digital que se basa en la optimización de una página web para que aparezca entre los primeros puestos en los motores de búsqueda como Google y aumentar así el tráfico hacia la página. No se paga por aparecer en los resultados, sino que se aparece de forma natural u orgánica en base a un trabajo de optimización que comienza con las palabras clave.

Esto no quiere decir que no haya un gran trabajo detrás, al contrario, hay que tener en cuenta un buen grupo de variables que hay que perfeccionar y refinar para conseguir los resultados que buscamos. No olvides que hay que buscar tráfico de calidad y no aparecer en resultados así porque sí. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Conocer bien el algoritmo de los buscadores, ya que analizan una serie de requisitos y características en función de las cuales pueden premiar o penalizar una web.
  • Definir nuestras palabras clave en función de nuestro sector de actividad.
  • Contenido de calidad. No vale con escribir cualquier cosa, los buscadores valoran las web en las que predomina el contenido propio, con textos largos y publicación frecuente que incluyan enlaces internos y externos, imágenes y texto en negrita. Prima la calidad sobre la cantidad.
  • Enlaces internos y externos. Los buscadores valoran que muchas páginas redirijan a nuestra web y que nuestra página tenga una buena estructura de enlaces internos y externos. El alta en directorios o el intercambio de enlaces son algunas de las técnicas utilizadas.
  • Alta en los buscadores o indexación, publicando tu sitemap para que lo rastreen y posicionen la página web en función del resultado.
  • La optimización del código de la web para que sea descriptivo y proporcione toda la información que el buscador necesita para una buena indexación.

Las técnicas SEO obligan a estar en constante mejora para no perder puestos en los resultados.

Qué es el SEM

El SEM (Search Engine Marketing), al contrario que el SEO, sí que utiliza anuncios pagados para obtener mayor visibilidad en los resultados de los buscadores. Se identifican fácilmente con la palabra anuncio encima del título.

Para crear una campaña SEM hay que estudiar qué palabras clave son las más adecuadas según nuestra actividad, teniendo en cuenta qué términos emplean los usuarios cuando realizan una búsqueda. Si vendes jamón serrano de alta gama no puedes emplear jamón, exquisito, delicioso, adquirir, porque no aparecerás en los primeros puestos. Tu público objetivo buscará jamón, bueno y comprar, y en esos resultados no estará tu marca.

Las campañas SEM funcionan por el Pago Por Clic (PPC), que es un sistema de pujas por palabras clave donde el anunciante paga una suma de dinero por cada vez que un usuario haya accedido a la web a través de ese enlace. Para que lo entiendas: el anunciante selecciona las palabras clave por las que quiere que le encuentren en los buscadores y, en función del valor que tengan esas palabras según su relevancia, se paga una cantidad u otra cada vez que un usuario haga clic en su anuncio.

Lo bueno de este sistema es que se fija un presupuesto de antemano y solo se paga cuando haya clics, con una fecha de inicio y fin de campaña predeterminado. La gran ventaja del SEM es que se consigue un tráfico más cualificado y segmentado, pudiendo controlar mejor los resultados de las campañas.

¿SEO o SEM?

Decidirse entre uno y otro dependerá de los resultados que quieras conseguir, aunque lo más recomendable combinar ambos. El SEO está orientado a resultados a medio plazo, requiere un trabajo constante y no tiene una respuesta tan rápida como el SEO pero también prima la calidad por encima de lo comercial y contribuye a generar engagement. Por otro lado, el SEM consigue tráfico más segmentado y cualificado, sus resultados son más inmediatos  y medibles, y es más flexible ante los cambios. Sin embargo, queda empañado por su carácter comercial.

Elegir la estrategia a seguir dependerá de tus objetivos, tiempo y presupuesto, así que desde Unbuenplan Group te animamos a que estudies bien las posibilidades que el SEO y el SEM te ofrecen.

 

Crea tu propio ebook para aumentar tus leads

¿Qué es un libro digital y por qué crear uno?

Un libro digital o ebook es la versión electrónica de un libro que se puede leer en un dispositivo denominado lector o e-reader. Las tradicionales páginas impresas se sustituyen por la pantalla de un lector electrónico y, entre sus principales ventajas, están su gran capacidad de almacenamiento, la inserción de notas, los marcadores y los enlaces a páginas web. En un pequeño aparato puedes llevar contigo cientos de obras y los libros son más baratos que los impresos. Todo son ventajas, ¿verdad?

Pues hay otra más que tienes que tener en cuenta: un ebook puede ayudarte a conseguir información muy valiosa de tus potenciales clientes. Por sí solo, puede constituir una potente llamada a la acción para que los usuarios te proporcionen sus datos a cambio de poder descargarse tu ebook. Por tanto, se trata de una excelente herramienta de inbound marketing que destaca por sus ventajas:

  • Es una fuente de valiosa información de los usuarios. Ellos te proporcionan sus datos y tú creas una base de datos para poner en marcha campañas de email marketing.
  • Puede generar una comunicación bidireccional, ya que los usuarios pueden darte su opinión sobre el ebook y también puedes analizar los resultados de esta acción, como el número de descargas, si se comenta en redes sociales, etc.
  • Un buen libro electrónico puede aumentar el tráfico web y, además, que sea de calidad. Los usuarios interesados en contenido que haces se interesarán por tu ebook y, si les gusta, lo recomendarán. Además, si lo promocionas puedes aumentar el número de visitas a la página de descarga.
  • Un contenido de calidad y un diseño adecuado pueden hacer que tu libro mejore tu reputación. Un libro bien hecho puede suponer un valor añadido para tu web y conseguir mejorar la opinión que los usuarios tienen de tu sitio.
  • Ganarás en visibilidad, ya que lo gratuito siempre gusta y puede convertirse en viral.

Están claras las ventajas de usar un ebook como llamada la acción pero, ¿por qué usarlo para conseguir leads? Si lo que quieres es crear una base de datos para poder campañas de email marketing es esencial obtener los datos de los usuarios, y eso se consigue ofreciendo algo a cambio. También es una buena opción si queremos que los usuarios contribuyan a difundir nuestra web con acciones en las redes sociales o recomendaciones a amigos mediante correo electrónico.

Ofreciendo algo gratis y de calidad conseguirás atraer a esos usuarios, y un ebook es un lead magnet muy poderoso porque reúne ambas características. Eso sí, para que funcione tiene que ser de interés para los usuarios y estar bien hecho. Aquí tienes que poner toda la carne en el asador y demostrar que sabes de lo que hablas. Lúcete, demuestra tus conocimientos y muestra todo lo que puedes hacer por ellos.

1. Define el contenido de tu ebook

Tienes que tener muy claro qué vas a contar, cómo lo vas a estructurar y cómo lo vas a ilustrar. Primero define bien cuál es el tema del ebook y si seductor y atrayente para tu público objetivo. El contenido ha de ser interesante y de un tema que domines porque tienes que demostrar tus conocimientos sobre la materia. No te metas en berenjenales y céntrate en un tema que conozcas bien. No olvides dos aspectos importantes: tu público objetivo y la competencia. Estudia si  hay muchos ebooks del mismo tema y si puedes hacer algo diferente y que destaque.

2. Estructura el contenido

Tu ebook debería constar de, al menos, las siguientes partes:

  • Portada
  • Índice
  • Introducción
  • El contenido en capítulos
  • Conclusión
  • Contraportada

3. Recopila información y ordena el material

Es el momento de preparar el contenido que más tarde vas a desarrollar. Te toca investigar, realizar entrevistas a autoridades en el tema, buscar fuentes valiosas y de confianza, leer, analizar, estudiar….Asegúrate de que las fuentes consultadas sean las apropiadas, con reputación contrastada y conocimientos sólidos. Algunas fuentes podrían ser:

  • Catedráticos y expertos en la materia.
  • Blogs relacionados con el tema que tengan prestigio y reputación.
  • Fuentes oficiales como asociaciones o centros de investigación.
  • Informes y estudios oficiales con datos y estadísticas.
  • Libros temáticos y material de la competencia.
  • Artículos de prensa especializada.

Cuando ya tengas toda la información tendrás que ordenarla y analizar si da respuesta a lo que quieres contar. ¿Son suficientes las fuentes que tienes? ¿Son creíbles los datos recopilados? ¿Solucionan el problema que estás tratando? ¿Qué soluciones puedes aportar?

4. Ponte a escribir

La parte más creativa de todo el proceso. Es la hora de ponerte frente al ordenador y transformar esa masa de datos, información y conocimientos en algo interesante, fácil de leer y atractivo. Te recomendamos:

  • Divide el texto en párrafos cortos para no cansar al lector y romper con el aspecto de masa de texto.
  • Estructura en capítulos con encabezados y subtítulos. Será más fácil de leer y más dinámico.
  • Incluye numeraciones, viñetas y negritas.
  • Inserta imágenes que sean ilustrativas y de calidad.

5. Revisa el documento

Una vez finalizada la fase de escritura toca revisar ¡Muy importante! Comprueba que las referencias y los datos están correctos, que los nombres de las fuentes están bien escritos, revisa la gramática y la ortografía. Reescribe lo que no quede muy claro, define un título llamativo, establece la palabra clave y la url de la landing page. También haz un repaso de la estructura y cambia lo que no te agrade demasiado.

6. Diseña tu ebook

Utiliza los colores corporativos de tu web para diseñar el aspecto de tu libro electrónico y en la portada no olvides incluir tu logotipo. El resultado debe estar en línea con tu imagen de marca. Ten en cuenta que un ebook se lee en diferentes dispositivos, no solo en un ereader, por lo que tiene que ser ligero y fácil de leer. Y no olvides ofrecerlo también en formato PDF para que pueda leerse en cualquier sistema operativo.

7. El lanzamiento

Toca dar a conocer el resultado de tu trabajo y puedes hacerlo de varias maneras:

  • Crea una landing page para que los usuarios se descargen el ebook. Debe tener el mismo diseño corporativo e incluir un formulario sencillo para que los usuarios dejen sus datos a cambio de la descarga. Diseña también una thank you page para después de la descarga.
  • Envía una newsletter a tus suscriptores.
  • Difúndelo en las redes sociales.
  • Crea call to action en tu sitio web y en el blog corporativo para que los usuarios descubran tu lanzamiento.

8. Analiza y optimiza

Esta fase también es muy importante y no la puedes descuidar. Céntrate en:

  • El número de descargas
  • Número de visitas a la landing page
  • Cantidad de descargas frente al número de visitas
  • La repercusión en las redes sociales
  • Tasa de clics en la newsletter

En base a estos resultados podrás saber qué funciona y qué no, y aplicar las oportunas medidas correctivas, especialmente cuando el número de descargas empiece a bajar.

 

En definitiva, un ebook es una herramienta importantísima dentro de tu estrategia de inbound marketing que puede ayudarte a conocer más a tu público objetivo y promocionar tu imagen de marca. Por eso, desde Unbuenplan Group esperamos que estas recomendaciones te sirvan para poner en marcha esta iniciativa tan útil como creativa.